Menus

La alimentación de los más pequeños exige una gran atención, planificación y dedicación porque la primera infancia es el mejor momento para aprender hábitos saludables.

La introducción de todo tipo de alimentos en la cantidad justa es fundamental para que los peques aprendan a llevar una dieta sana y equilibrada y además crezca sano, evitando así los riesgos que conlleva una mala alimentación, como desnutrición, sobrepeso, colesterol, diabetes u obesidad.

Pero, ¿cómo debe ser la dieta de un niño?

A la hora de diseñar los menús semanales para niños, siempre hay que prestar atención a sus necesidades dependiendo de su edad incluyendo en su dieta la cantidad saludable de cada alimento y teniendo en cuenta su actividad física.

Alimentos que no pueden faltar en el menú semanal

  • Fruta: 3 raciones diarias.
  • Lácteos: 3 raciones diarias.
  • Carne y pescado: alternar en la misma frecuencia en las comidas (no en las cenas) la ración de carne y pescado. Un día pescado, pues otro día carne.
  • Huevos: 4 ó 5 a la semana. Preferentemente a la cena.
  • Legumbres: 1 ó 2 veces a la semana todo el año.
  • Verduras y hortalizas: 2 raciones diarias. Lo ideal es darle una ración a la comida y otra a la cena.
  • Cereales (pan): 1 ó 2 raciones diarias.
  • Arroz: 2 ó 3 raciones a la semana.
  • Pasta: 2 ó 4 raciones a la semana.

Muchas personas creen que hay que darle a los niños carne, pescado o huevo tanto en la comida como en la cena. Lo cual es totalmente flaso y desaconsejable. Ofrecer al niño cantidades de alimentos proteicos mayores de los que necesita es un hábito peligroso e insano que descompensa el aporte de proteínas y calorías, y está demostrado que influye y favorece el exceso de peso e incluso de la incipiente obesidad infantil.

Lo ideal es ofrecerle carne o pescado en la comida, y no en la cena, tratando de darle la misma cantidad semanal de carne y pescado, lo ideal es alternar la ración de carne o pescado a lo largo de la semana.

El hábito de consumir como postre o merienda alimentos proteicos como los petit suisse, jamón, o embutidos, desplaza a otros alimentos igualmente saludables como frutas o cereales, que con toda seguridad son más apropiados para ese momento.

 

|

Comentarios

Muy buena reflexif3n desde un punto de vista muy ttpicalisaa.Claro que la produccif3n masiva de biocombustibles no es la fanica causa de hambre en el mundo. Otra causa es precisamente esa mentalidad ttpicalisaa de la sociedad de consumo en la que vivimos.Cada vez tenemos me1s necesidades creadas , productos que nos han vendido y que han pasado a ser practicamente imprescindibles en nuestras vidas. Nos conviene que cada vez seamos me1s ciudadanos pasivos y consumidores espectantes porque si no, nos saldremos del gran comercio mundial; ased que por nuestro bien sere1 mejor seguir engaf1e1ndonos y no sacar la cabeza demasiado afuera porque podemos perderla si nos paramos a pensar en el gran estercolero de mentiras y verdades a medias en el que vivimos. Ased es que, mejor que todos los paises entren en el juego.Y si se mueren unos cuantos, no importa porque los biocombustibles van a dar mucho me1s de lo que nos pueden dar esos hambrientos. Ademe1s hay muchos chinos y la culpa es suya por ser tantas bocas a las que alimentar.Estoy de acuerdo con todas las medidas que se puedan tomar a favor de preservar el planeta pero no para que unos cuantos listillos hagan el negocio del siglo sin mirar los daf1os colaterales . La deforestacif3n es la destruccif3n a gran escala de los bosques por la accif3n humana. Millones de hecte1reas se degradan o destruyen anualmente. c9stas son taladas o quemadas, aproximadamente el equivalente a la superficie de un campo de ffatbol cada dos segundos. La deforestacif3n avanza a un ritmo de unas 17 millones de hecte1reas al af1o â?? el equivalente a una superficie que supera a la de Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte juntas. Estamos perdiendo los me1s frondosos bosques tropicales .Y bfno tendre1 esto algo que ver con el cambio clime1tico?.Todo va en cadena, ased funciona la naturaleza, y es algo que no podemos cambiar por me1s que los humanos, con nuestra inteligencia , nos empef1emos en hacerlo.Es muy interesante toda la informacif3n que aportais relativa a las energedas renovables y se ve que este1is muy al deda en todo esto.Ojale1 salgan muchos cerebros pensantes cuyo objetivo sea descubrir nuevas formas, de verdad sostenibles, de obtencif3n de energeda que no nos destruyan. Y que se dejen de utilizar esos te9rminos tan bonitos para vendernos la moto con la fanica intencif3n de sacarle beneficio econf3minco a la situacif3n de desconcierto en la que vivimos la gente del pueblo llano con respecto a este tema.
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar